Todos los textos y el blog están registrados

Safe Creative #1103188753399

jueves, 29 de abril de 2010

UN AMOR VERDADERO. Capitulo 12 "Sin Rastro"


Jacob
Ya pasaron 17 días desde que mi novia, Renesmeé desapareció. Hemos salido noche y día en su búsqueda; recorrimos una y otra vez cada rincón...pero nada, es como si la Tierra se la hubiese tragado.
Esta incertidumbre esta acabando conmigo; llevo días sin dormir y ya no tengo fuerzas ni para llorar.
Cada día que pasa es uno mas lejos de mi amada, es uno más sin saber como estará. Lo único que espero y ruego, es que ese mal nacido de Sebastian no le haya hecho daño.

Nessie
No sé donde estoy exactamente, ni el tiempo que paso desde que Sebastian entró por aquella ventana.
Lo único que sé es que no hemos salido de Volterra, pero ha de ser un buen escondite, dado que mi familia aún no me ha encontrado.
Echo de menos a mi novio, a mis padres y mi familia. Extraño mi libertad.
Sebastian no me trata mal, la verdad es que pese a tenerme encerrada en este sucucho, no me falta comida; aunque si lamento la forma en que me hace comer.
Cada día me trae 2 humanos vivos y los encierra conmigo, no sin antes hacerles varios cortes para que su olor me esquicie. Al principio desistía de comer, hasta que me dí cuenta que no pensaba traerme otra cosa y que al fin y al cabo, acabaría matando a los humanos.
Mi ojos se han puesto de un espantoso y vivo color Rojo sangre. Las pocas veces que he visto mi reflejo...he sentido miedo de la persona en que me convertiría de seguir cautiva.

-Hola Preciosa. ¿Que tal estaba la comida hoy? Elegí a los que mejor olían, lo cierto es que casi te traigo solo a 1, jaja.- Su macabra risa inundó aquel pequeño lugar.
Por las noches era sumamente oscuro y pese a mi gran visión, tenía que hacer enormes esfuerzos por lograr ver algo en aquella temible oscuridad.
-He pensado que tal vez hoy puedas dormir arriba conmigo ¿te parece buena idea? ¿a que es genial?.-
La idea de dormir en una cama era muy tentadora, pero saber que debía compartirla con ese ser...-Gracias Sebastian, la verdad es que aquí estoy muy cómoda.-
-Bueno, de todas formas ya sabes que mis preguntas solo tienen una respuesta ¿verdad que si?.- Asentí con la mirada perdida en algún horizonte lejano.
Algunas noches Sebastian venia a lo que él llamaba mi habitación, pero que era una celda pequeña y mal oliente. Esas noches me besaba y acariciaba, pero por fortuna, nunca llegaba a más.
-Luego vengo a buscarte Ness; espérame aquí.- Y el despiadado secuestrador se fue riendo, irónicamente feliz.
El día pasó como todos, lento y rápido a la vez. Triste, desolado y aburrido; añorando todo aquello que me hacia tanta falta.
El atardecer despareció y llego la noche; pronto Sebastian vino a buscarme.
-¿Ansiosa mi vida? Cuando veas lo bonita que deje nuestra habitación, te va a encantar.-
Me llevo de la mano y sin nada que me sujetara o retuviera.
Una vez y solo una intenté escapar. Había paredes en apariencia inofensiva, pero que estaban electrificadas; también había varios vampiros que impedían mi escape.
Aquella vez conocí la tremenda fuerza de uno de ellos...me cogió por el cuello y a punto estuvo de acabar con mi cabeza en una mano y el cuerpo en otra; pero llegó Sebastian y ordenó que me soltara.
Así que era inútil que intentará escapar o hacer daño a Sebastian...lo único que podía hacer es aguardar la esperanza de que alguien acudiera a mi rescate.
Me llevo hasta la puerta de "nuestra" habitación y tapó mis ojos. Al abrir la puerta se noto como chirriaba, parecía bastante pesada. Hicimos unos cuantos pasos y descubrió mis ojos carmesí.
Era grande y acogedora. Lo primero que noté fue la luz de la Luna que entraba por el techo de cristal, por primera vez después de tantos días, volvía a ver las Estrellas. Carecía de ventanas.
La cama estaba envuelta en un precioso dosel del siglo XVIII. Sebastian volvió a tomar mi mano y me arrastro hacia los pies de ella.
Comenzó a hacerme suaves caricias por mi brazo derecho, mi mano estaba cerrada en un fuerte puño. Me atrajo hacia él y susurro a mi oído: -¿Sabes que es inútil que te resistas, verdad?.- No dije nada, tampoco hice movimiento alguno.
Sus labios se posaron en mi boca temblorosa. Pronto se impaciento y con su lengua logró abrir mi boca.
-Renesmeé, es mejor que disfrutes de este momento, quien te dice que mañana ya no despiertes.- ¿Era una amenaza, una advertencia? Me estremecí ante las imágenes que aparecieron en mi mente. -No lo hagas mas difícil, no quiero hacerte daño, lo dijo en serio.-
-Por favor Sebastian, no me hagas esto.- Supliqué.
-¿Hacerte el que cariño? Deberías verlo desde mi punto de vista.-
-¿A si? Y cual es ese?.-
-¿Te parece poco haber dejado que un Licantropo te toque y te haga suya? Creo que soy mas que bondadoso y piadoso; debería haberlo matado y sin embargo no lo hice.-
-¿Pero tu como demonios...-
-Lo sé todo Nessie, absolutamente todo. La cosa es así, tu me perteneces; es conmigo con quien debes estar. ¿Que clase de monstruos podrías concebir con un hombre Lobo?.-
-Estas loco.-
-Puede ser o no. Pero te quiero y eso es lo importante. Cuidaré de ti; todo saldrá a pedir de boca. Ahora basta de chácharas.-
Aquel repugnante y odioso vampiro me cogió por la cintura con una mano, mientras con la otra me acercaba la cara a la suya.
Volvió a besarme, esta vez con mas brusquedad y ofuscación. De un empujón me tiro a la cama y arranco mi ropa.
Beso cada centímetro de mi piel desnuda; luego se quito la ropa y me hizo suya.
Yo no puse resistencia, eso era inútil.
Cuando por fin acabo sentí nauseas y unas enormes ganas de bañarme; me sentía sucia y asquerosa.
-¿Me permitirías bañarme? Por favor.-
-Por supuesto.- Me acompaño al baño, por supuesto. -Por eso elegí este sitio, supuse que tendrías necesidades humanas. Tomate tu tiempo, yo estaré al otro lado.- Lo decía como si yo fuese a desesperar por su ausencia.
Me limpié cada poro a conciencia, pero aún así no podía quitar su peste de mí. Salí de la ducha y rompí a llorar como una estúpida.
Jacob me odiaría por lo que acababa de hacer, dejar que ese vampiro me hiciera suya de esta forma.
Salí hacia la habitación. Sebastian estaba recostado en un diván de piel color negra.
-Puedes dormir en la cama, yo me quedaré aquí admirando tu belleza.- Cada palabra que salia por su boca ponzoñosa me causaba asco y repulsa.
-Gracias.-
Me acosté en aquella cama antigua y comencé a divisar mi futuro junto a la persona que amaba; Jacob, a quien mi cuerpo, corazón y alma le pertenecían.

6 comentarios:

  1. MUERTE A SEBASTIAN!!!! Por favor que persona mas horrenda, matalo pronto jud, ja ja.

    ResponderEliminar
  2. :O
    Maldito hijo de perrrrrra! O matas vos a Sebastian, o lo mato yo (?) jaja xD pobre Neeeeess T.T Sigue pronto, y MATALO! xD

    ResponderEliminar
  3. si si. adhiero!! MUERTE a Sebastian! pero lenta y dolorosa!! jajaja
    solange/kikki

    ResponderEliminar
  4. Porfavoooor matenlo y si no lo mataan pasamelo a mi, ESTO NO ES JUSTO, SOY ADICATAA ESTO, publica pronto porfavooor (;

    ResponderEliminar
  5. Jud ♥ Exelente relato, me encanta lo que publicas eres divinaa, nose lo que me pasa me siento euforica al leer esto, espero y dure muchisimo, muchisimo no soportaria que tanto placer acabara,me alegraa que participen todos los personajes, lo cuentas tal y qomo si fueses la misma renesmee, me encantariaque publicaras mas de mi amado Emmett porfavor o de paul y rachel, un beso desde mexico hasta donde estas tu, Publica pronto! okey no me hagas caso ._.

    ResponderEliminar
  6. Es muy bueno!
    Me obsesione con la historia!, es impresionante como me atrapo.
    Escribis realmente bien. =)

    ResponderEliminar

Nos encantaría que te tomaras tiempo en dejar tu comentario y/o critica constructiva; siempre con respeto y educación.
Nos gusta mejorar y la mejor manera es con ustedes.
Todo comentario ofensivo, mal educado y/o de mal gusto será eliminado.
Si eres anónimo, agradeceríamos dejaras tu nombre al pie de tu comentario.
GRACIAS POR TU TIEMPO

Próximas reseñas reseñas de Jud

  • Cincuenta sombras de Grey
  • El violín negro
  • No te escondo nada
  • Romance Inmortal
  • Exlibris
  • La hija de los sueños
  • Dolores, Lolita Lola
  • Serie Sintonias
  • Pídeme lo que quieras
  • Femenino Singular
  • Un amor inesperado

Próximas reseñas de Sol

  • Ana vestida de sangre
  • Amante oscuro

Próximas reseñas de Alma

  • Amarte-Iván Hernández
  • Grandes Secretos desvelados-Arman Lourenço Trindade
  • Clara- Iván Hernández
  • La habitación de las lágrimas-Alexander Copperwhite
  • La noche del pescador-Alexander Copperwhite
  • Poemas para componer una vida-Frank Spoiler