Todos los textos y el blog están registrados

Safe Creative #1103188753399

sábado, 15 de enero de 2011

EL VIRUS. Capítulo 4

Con pausa pero sin prisas Brisa revisó los informes que le había preparado la noche anterior. Se despertó varias horas antes sólo para poder empaparse de todo antes de irse.

Un inquietante escalofrío recorrió su espina dorsal cuando leyó los archivos referidos a Alberto[j1] . Su cambio de comportamiento y hábitos eran algo que no se esperaba, más bien no esperaba ciertos detalles que deseaba que su marido hubiese evitado escribir.

Aunque cara a su marido ella se mostraba fuerte y tenas no podía evitar sentir un poco de miedo.

Aun no sabía con que podía encontrarse y lo que más la preocupaba era no saber cuál era el rol de Pizarro[j2] y Duran[j3] . También temía por el estado en que podía encontrarse a Roberto.

Apuró su café, se acercó a la habitación y le dio a Dante un beso en la frente, tan sutilmente que éste ni se inmuto y siguió en su profundo sueño.

Llegó casi una hora antes. Aprovechando a que había escasa gente dando vueltas por las instalaciones decidió recorrerlas de manera minuciosa y explorar posibles escondites, tapaderas o lo que fuese que se ocultara en ese sitio.

En el pasillo contiguo a donde se encontraba el despacho de Duran encontró algo que llamó su atención.

Se acercó a la pared que estaba a su derecha y con las yemas de los dedos palpó lo que parecía un desnivel.

Siguió las líneas rectas con su mano y por el tamaño dedujo que se trataba de una puerta.

Caminó retrocediendo en sus pasos, sin dejar de tocar la pared y de tener los oídos alertas por si alguien venía.

-Si es una puerta y a juzgar por cómo esta oculta debe haber algo importante –pensó en voz no demasiado alta.

Escuchó pasos a lo lejos, era hora de acabar la exploración, pero sólo por ese día.

###

Dante estaba por demás de intranquilo. Al despertarse se dio cuenta que Brisa ya no estaba y que había estado leyendo los informes.

-Esto no ha sido buena idea, pero es la única manera de saber que está pasando y pararlo, si aún estamos a tiempo.

Sabía que si se quedaba en casa la jornada se le haría larga y agotadora.

Llamó a Rodrigo[j4] para invitarlo a comer y que así se le pasará lo más ameno posible.

###

-Buenos días Brisa –le dijo Pizarro extendiéndole un café expreso.

-Buenos días Señor Pizarro.

-Por favor, llámame por mi nombre. Señor me suena a viejo y tú y yo sólo nos llevamos unos pocos años

-Entonces, buenos días Carlos –dijo con una amplia y sensual sonrisa.

Brisa empezaba a saber cómo jugar sus cartas con Pizarro.

-Voy a ponerme a trabajar, estoy impaciente.

-Y yo por verte en acción.

###

La jornada fue normal, salvo porque algunos de los empleados decían no haber vuelto a ver a Hugo Sánchez[j5] y les resultaba extraño.

-Pero si hasta le costaba tomarse sus vacaciones –comentó Marisa[j6]

-Igual está encerrado trabajando, ya saben como era…

-¿Qué pasa que hay tanto cuchicheo? –preguntó Pizarro, interrumpiendo a Sandro[j7] .

-Nada, señor; es sólo que aquí los chicos se preguntaban por la ausencia de un compañero –dijo Brisa en tono conciliador. Estaba deseando saber que había sido de ese hombre al que su marido le había nombrado en varias ocasiones.

Sólo sabía de él que era muy trabajador, demasiado tal vez. No se sabía absolutamente nada de su vida y prácticamente sólo hablaba con Pizarro y Duran.

Pero como a ella no se lo habían presentado aún, fingía no saber de quién hablaban.

-Ha, Hugo. Lo hemos obligado a tomarse vacaciones, se le debían unos cuantos meses.

Todos asintieron y se conformaron con aquella respuesta que a Brisa le supo a poco y consiguió plantarle la semilla de la duda.

Brisa se giró en el momento justo para ver como Pizarro observaba con detenimiento la curva de su trasero, enfundada en una falda de tubo que le remarcaba aún más sus curvas.

Él pareció nervioso y hasta casi avergonzado, pero ella le dedicó una sonrisa cómplice con la que lo tranquilizó, además de acrecentarle el deseo.

###

-Ya debe estar por llegar –le dijo Dante a Rodrigo-. Espero que no esté demasiado agotada.

En cuanto acabó de decir la frase se oyó girar la llave de la puerta.

-Parece que la tienes cronometrada y todo, amigo –bromeó Rodrigo.

-Hola, ya estoy en casa.

-Ven cariño, estoy en la cocina con una visita.

Brisa mostró los dientes en una amplísima sonrisa.

-¡Qué bueno verte Ro!

###

Brisa estaba en la cocina preparando café cuando un fuerte brazo atrapó su cintura.

Unas amplias manos acariciaron su bajo vientre, las reconocía a la perfección.

-Echaba de menos esto. No debes desaparecer tanto tiempo –le dijo a Rodrigo.

-Lo sé y lo siento. Pero hoy en cuanto Dante me llamó vine corriendo.

La masculina mano se abrió paso por la cinturilla de la falda, acarició la zona púbica por encima del tanga y pegó su dura entrepierna al trasero de la mujer.

Se oyeron unos pasos, pero Rodrigo no pareció percibirlos.

Su otra mano acariciaba uno de los pechos de Brisa, mientras ella suspiraba y su respiración se aceleraba.

Las manos de Rodrigo fueron bajando hasta el bajo de la falda. La bajó suavemente, acariciando la suave piel de esas infinitas piernas y de los tiernos muslos.

Mordisqueaba la oreja de la joven y de vez en cuando era su labio lo que mordía, en un intento, tal vez, por reprimir aquel deseo.

Los pasos se sintieron más cerca.

-¿Van a empezar sin mí? –les reprochó Dante.

Brisa extendió una mano a su marido y éste se acercó a ellos.

Su miembro se había endurecido en cuanto notó que Rodrigo se demoraba demasiado. Había estado acariciando su pene durante varios minutos en el umbral de la puerta mientras observaba aquella tórrida escena.

Arrancaron la ropa de Brisa entre los dos y ella acariciaba tanto a uno como al otro.

-Te dejo a ti primero, en honor a tu visita después de tanto tiempo –invitó Dante a su amigo, el cual sólo pudo asentir.

Giró a la muchacha por la cintura y la colocó frente a él. La observó con lujuria, relamiéndose los labios y tocando su pene.

La atrajo más hacía sí y frotó con su pelvis el pubis de ella.

-Tú siempre tan deliciosa y jodidamente excitante –pronunció jadeante.

La levantó y entrelazó las piernas a su cintura, penetrándola a su vez.

-Y tú siempre con tu enorme virilidad dispuesta.

Dante se masturbaba de manera contundente al ver a su mujer tener sexo con Rodrigo.

Brisa arqueaba su columna, sus pechos subían y bajaban sensualmente.

Rodrigo la bajó delicadamente y ella acabó masturbándole para que pudiera terminar.

Desnuda, con la ingle bien depilada, sus hermosos y grandes pechos moviéndose lánguidamente caminó hasta donde estaba su marido.

Se agachó ante él y con su lengua recorrió los genitales, la base del miembro y la cabeza.

Se lo introdujo en la boca, casi rozándole la campañilla. Dante gemía. Ella se tocaba su clítoris en una frenética carrera

Se levantó y llevo a su esposo hacía una silla, lo hizo sentar y se sentó sobre su masculinidad, cabalgándolo hasta la saciedad.

Tuvieron sendos orgasmos a la vez, los tres. Rodrigo había estado masturbándose mientras el matrimonio hacia el amor.

###

Después de un rato de charla y risas Rodrigo se fue a su casa y el matrimonio a la cama.

-Ha sido genial que lo invitaras a Ro, me viene bien descargar el stress.

Hace varios años, Dante y Brisa pasaron por un bache en su matrimonio.

Se dieron cuenta que su vida, sobre todo la intima-sexual, era totalmente rutinaria.

En medio de la búsqueda por algo fuera de lo común, algo que los hiciera desearse nuevamente, una noche Rodrigo se ofreció a ayudarlos.

Ellos no sospechaban como los ayudaría.

Se acercó a Brisa y sin mediar palabra la besó efusivamente, metió su mano en el pantalón de ella, la masturbó provocándole un orgasmo y ante la atónita mirada de su amigo la desnudo y la penetró.

Para sorpresa de la pareja, Dante no se enfureció ni sintió celos. Lejos de eso, Se masturbó al verlos.

Brisa intentó parara a Rodrigo antes de que Dante enfureciera, pero al ver lo mucho que parecía disfrutar éste, decidió continuar.

Por aquel entonces Dante estaba siempre muy tenso en el laboratorio y visitaban a Rodrigo casi a diario. No obstante, mantenía relaciones normales con su mujer. Habían encontrado la manera de salir de la rutina y de que el deseo volviera.

Con el tiempo la frecuencia de los encuentros entre los tres fue disminuyendo, hasta convertirse en algo esporádico.

###

-La gente hoy ha estado preguntando por Hugo, les he dicho que le dimos vacaciones y parecen habérselo tragado. La nueva ni siquiera sabe de quién hablaban.

-Bien, espero que la gente olvide su ausencia pronto y dejen de hacerse preguntas.

¿Qué tal la nueva, Brisa Castro? –dijo una sibilante voz al otro lado del teléfono.

-Muy bien Señor T. Creo que ha sido muy acertado contratarla. Ha llegado muy temprano y se estuvo empapando de todo antes de ponerse manos a la obra.

-Ya sabes que igual debes mantenerla vigilada dentro del laboratorio. ¿Piensas llevártela a la cama?

-Eso espero, señor.

-Es una mujer extremadamente atractiva. Si te la llevas a la cama, échale algunos polvos en mi honor –dijo casi sonriendo aquel extraño-. Ya hablaremos mañana o cuando tengas novedades.

-Sí, señor. Yo diría que con Brisa tendremos resultados muy pronto. El Virus estará listo antes de lo que creemos.

-Más te vale –y la llamada fue cortada por este extraño al que parece Pizarro le rinde cuentas.


[j1]Voluntario muerto en el segundo capitulo.

[j2]Jefe y director del LGV

[j3]Jefe del DNV

[j4]Amigo de toda la vida de Brisa y Dante, con el cual tienen una extraña amistad.

[j5]Encargado de atender a los voluntarios a experimentos. Asesinado en el capítulo 2

[j6]La farmacóloga más antiguas del laboratorio

[j7]Becario

EL CAPITULO 5 SÓLO SERÁ PUBLICADO CUANDO SE SUPEREN EN EL BLOG LOS 6 COMENTARIOS A ÉSTE CAPITULO (no vale que sean de la misma persona)

8 comentarios:

  1. guay... me dejaste con la boca abierta... que amistad mas rara.....la de brisa, rodrigo y dante.... realmente con la boca abierta...jajaj ni melo esperaba.. ya habia empezado a pensar cualquier cosa de brisa,,jajajaj Jud,,, logras sacar lo peor de mi....jejej
    ahora quien P... es el señor T??? esto cada vez sepone mas misterioso..y obvio cada vez mejor...jejeje Te felicito Jud ,,, me encanto el capitulo..jejeje.Lucia

    ResponderEliminar
  2. TE FELICITOOOOOOOOOOO!!!!!! Me encanto!!!
    Me dejaste con la boca abierta!!!!!!! =)
    Te juro q pense q Brisa le metia los cuernos pero cuando saltaste con esa rara relacion de amistad sexual me encanto!!!!!
    Q ganas de q pizarro le de una buena cojida a Brisa!!!jajaja.
    Vez lo q me haces pensar!!!=)
    Espero con mas ansias el prox cap! quiero saber quien es T???? kiss

    ResponderEliminar
  3. ya sé que esperas un comentario pero la verdad quedé muda!
    No me esperaba nada de lo que colocaste.... sorry pero estoy sin palabras...

    Zuly-Venezuela

    ResponderEliminar
  4. ¡¡¡¡¡Ay Jud el capitulo estubo bueno!!!! ocmo toda la historia. La verdad te felicito!!! Lo unico: Cuando empieza la hitoria escribis que la pareja de Dante y Brisa no tuvo baches, que nunca dejaron de sentir apetito el uno por el otro. Es decir, la historia era de un matrimonio feliz de cinco años. Ahora con Roodrigo...jaja...se armó un trio y cambiaste lo anterior. Pero no importa...la historia esta genial....ESPERO EL 5TO CAP!! Vero

    ResponderEliminar
  5. Buen relato Jud,
    No me gustan para nada los trios! jaja
    peor buen capitulo, espero que publiques el siguiente!

    ResponderEliminar
  6. Valla !! no me esperaba ese trío , que bárbaro!!
    tuve que releerlo dos veces porque no entendía nada, al principio pensé que le era infiel pero a medida que seguía leyendo no lo podía creer, que genial xD!! ME PARECIÓ BUENISIMO !!!

    ResponderEliminar
  7. tenia mucho sin leer este relato guau tu si que sabes como intrigar y que amistad mas cachonda

    ResponderEliminar

Nos encantaría que te tomaras tiempo en dejar tu comentario y/o critica constructiva; siempre con respeto y educación.
Nos gusta mejorar y la mejor manera es con ustedes.
Todo comentario ofensivo, mal educado y/o de mal gusto será eliminado.
Si eres anónimo, agradeceríamos dejaras tu nombre al pie de tu comentario.
GRACIAS POR TU TIEMPO

Próximas reseñas reseñas de Jud

  • Cincuenta sombras de Grey
  • El violín negro
  • No te escondo nada
  • Romance Inmortal
  • Exlibris
  • La hija de los sueños
  • Dolores, Lolita Lola
  • Serie Sintonias
  • Pídeme lo que quieras
  • Femenino Singular
  • Un amor inesperado

Próximas reseñas de Sol

  • Ana vestida de sangre
  • Amante oscuro

Próximas reseñas de Alma

  • Amarte-Iván Hernández
  • Grandes Secretos desvelados-Arman Lourenço Trindade
  • Clara- Iván Hernández
  • La habitación de las lágrimas-Alexander Copperwhite
  • La noche del pescador-Alexander Copperwhite
  • Poemas para componer una vida-Frank Spoiler