Todos los textos y el blog están registrados

Safe Creative #1103188753399

miércoles, 30 de marzo de 2011

El virus. Capitulo 7

―Hola cariño. Voy a quedarme de Adela a dormir, nos vemos mañana.
Dante lo escuchó una y otra vez, sabía que algo le sucedía a su mujer; algo extraño. Al menos sabía que en peligro no estaba.
Leonardo le había confirmado que salió antes del trabajo porque no se encontraba bien.
― ¿Habrá dado con algo y la perturba? –pensó.
La llamó varias veces a su teléfono, pero siempre le saltaba el contestador. Buscó entre sus informes pero no encontró nada preocupante.
―Tal vez está saturada de tanto trabajo y sólo necesita un poco de tranquilidad –intentaba convencerse. Pero por mucho que quisiera no pensarlo, sabía que algo pasaba.
****************************************
Brisa pidió una habitación en un hotel fuera de la ciudad.
Necesitaba pensar, tranquilizarse y digerir lo que acaba de ocurrirle.
Durante más de diez años había dado por muerto al que había sido el único amor de su vida. En ese tiempo su tabla de salvación, Dante, se había convertido en su mejor amigo, su aliado y su amor.
Él la amaba y la comprendía, le daba paz y la había ayudado a pasar por aquel difícil trance, lo quería; aunque jamás sintió lo que sentía con Tom.
Ahora se encontraba confundida, aturdida, desesperada y asustada. Por primera vez le estaba mintiendo a su esposo e iba a pasar la primera noche fuera de casa. Pero era necesario, no podía llegar así a su casa.
Su corazón latía deprisa, su respiración era agitada y entrecortada. No cesaba de tocarse la boca, allí por donde los labios de su antiguo amor habían pasado.
Alguien golpeó la puerta y la sacó de su ensimismamiento.
―Servicio de habitaciones –Brisa abrió sin mirar el reloj y observar que no era horario para esas cosas.
―Siento el engaño, pero de otro modo no me habrías abierto.
Brisa saltó al ver a Tomás detrás de ella.
― ¿Se puede saber que haces? ¿Cómo me has encontrado?
―Debes saber que para mí no hay secretos y que de ahora en adelante no podrás ocultare de mi.
―Me estas asustando –su voz temblaba como un árbol en medio de un huracán.
―No por favor. Sería incapaz de hacerte daño. Te amo.
El mundo de Brisa cayó a sus pies tras esas últimas dos palabras.
―Vete. He venido a estar sola y es lo que quiero. Vete.
Pero Tom había ido para quedarse, no pensaba rendirse.
― ¿Me sigues amando?
―Te creía muerto y ahora soy una mujer casada.
― ¿Lo amas a él?
―Es mi esposo.
― ¡A la mierda con eso! Dime que sientes por ambos –empezaba a notarse su irritación.
― ¿Qué es lo que quieres Tomás? ¿Quieres que te diga que jamás te olvidé, que te he llorado cada día, que has seguido siendo el amor de mi vida? –las lágrimas brotaban de sus ojos color chocolate y a Tom se le hizo un puño el corazón.
― ¿Es eso lo que sientes?
―Tal vez sólo sea lo que tú quieres oír –Tom la miró con dulzura ― ¡Joder! Si, es lo que siento.
Tomás se acercó a besarla pero ella lo esquivó con maestría.
―No te equivoques. Yo quiero a Dante.
―Pero a mí me amas –afirmó.
―Pero… -su argumento se desvaneció ante el imponente beso que Tom le estaba asestando.
Las manos de él recorrían el rostro de Brisa, intentando rememorar el pasado.
Brisa ya no pudo contenerse y se fundió en el besó. Atrapó a su amado entre sus brazos y se dejó llevar.
Las manos de Tom subieron por la camiseta de ella y tocaron la suave y delicada piel de su espalda.
El beso se hacía desesperado, el deseo era extremo. La espera había sido demasiado larga, sobre todo para Tomás.
―Lo siento –se disculpó Brisa, apartándose. ―No puedo hacerlo.
― ¡Mierda! Dante – golpeó la pared con fuerza y violencia. Brisa lo miró con asombro. ―Tienes que irte del laboratorio.
― ¿Perdón? ¿Cómo no quiero acostarme contigo vas a hacer que me despidan?
―No es por eso, mi vida.
―Entonces ¿Por qué debería irme?
―Ese sitio no es seguro para ti y Pizarro es un baboso asqueroso que ansia ponerte sus zarpas encima.
Brisa estaba ofuscada.
―Tengo veintinueve años y soy experta en artes marciales, si ese cerdo intenta hacerme algo se llevara una buena paliza.
―Brisa, por favor. Vete del LGV, por favor –dijo acariciándole el rostro.
― ¿Crees que puedes aparecer ahora después de doce años e intentar controlar mi vida? Si no me quieres en el laboratorio te aguantas.
―Entonces no me va a quedar más remedio que despedirte.
―Eres un jodido hijo de puta. Si de verdad me amaras no me dejarías sin trabajo.
―No voy a dejarte sin trabajo, yo me encargaré de darte otro, pero sal de ese sitio.
******************************************
Brisa apareció en su casa dos días más tarde. Dante no la interrogó, sólo le dio un efusivo abrazo.
―Me han despedido del laboratorio –le contó a su esposo.
―No pasa nada cielo, lo importante es que estés bien y que ahora tendremos más tiempo para nosotros.
―Me han ofrecido otro trabajo. ¿Conoces al Señor T?
―No tengo el gusto. Lo único que sé es que es el tipo al que Pizarro le rendía cuentas.
―Exacto, creo que es el cerebro de todo. Me ha ofrecido ser una especie de secretaria personal suya. He aceptado.
― ¿Estás loca?
―Es la mejor manera para saber más. Aunque en el laboratorio hiciera grandes avances, Pizarro siempre estaría como una sombra. Tal vez trabajando con el cerebro del asunto pueda conseguir parar toda esta locura.
Dante no daba crédito, era la primera vez que su mujer tomaba una decisión sin tenerlo en cuenta y eso no era propio de ella. Sospechaba que algo estaba ocurriendo y le daba rabia no saber el qué.
―Mañana viajo a Nueva York con él. Estaré aquí en una semana.
―Tú no te vas a ningún sitio –sentención Dante, enfadado como pocas veces.
―Has sido tú quien me ha metido en todo esto y ahora que puedo sacar más información ¿quieres que abandone? Mañana me voy y fin del asunto.
Brisa se fue a su habitación y empezó a preparar su maleta. No entendía como había podido hablarle así a Dante, se sentía fatal por ello, pero tenía que hacer ese viaje.
― ¿Puedo saber que te está pasando? No eres la Brisa de siempre.
Ella no podía responder ¿Qué iba a decirle?
―Sólo estoy estresada por el trabajo, este viaje va a venirme bien.
―Siempre nos lo hemos contado todo, hemos hablado ¿Qué ha cambiado ahora? ¿Hay otra persona?
Había dado en el clavo, aunque era más difícil que eso.

6 comentarios:

  1. UHHHHHHHHHHH!!! Siempre un tomas metido eh!!! Que quilombete se le viene a Brisa...jodida su decisión...

    ResponderEliminar
  2. Ay Dios!!! Jud...sos...sos...una genia hermosa!!! no lo puedo creer. Me imagino la angustia de Bri y la verdad pobre Dante y que mal Tom. Pero si ella tiene planeado ir para, además de estar con Tom, averiguar algo acerca del misterio del Virus, entonces la apoyo.
    Beostes hermosa, y segui asi y mejor que tenes más en tu cerebro! te quiero amiga

    ResponderEliminar
  3. hay hay hay con brisaa.. jejej valla nombre!!-->jess

    ResponderEliminar
  4. Xq sos tan guacha amiga??? Xq siempre me dejas ahi??
    Quiero saber q va a pasar??? Sabes q no tengo pasiensia!!! Q loco q un viejo AMOR te mueva todo el piso y te haga cambiar todo!!! Pobre Dante q no sabe nada!! Para mi se muere si supiera quien es el señor T!!!
    Espero amiga q pronto publiques el prox cap y no nos hagas desear tanto!!!
    kiss =)

    ResponderEliminar
  5. Madre mia!! No me cae muy bien Tomas, la verdad, aunque la ame con locura. Dante es el que estuvo siempre a su lado y la amo cuando el otro no estaba. Jajajaja. Yo y mis ideas de cabeza.

    Muy buen capitulo Jud, genial. No dejes de publicarlo por favorrrrrrrrrrrrrrrr!!!! jajajajaja

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. pensé que se lanzaba a la cama con el Tomás sin importarle un poquito Dante con aquella excusa de su gran amor.... bueeee de seguro en el próximo capítulo que ya leo lo hace :-(

    Ojo con: " Voy a quedarme de Adela a dormir".

    Comentarios constructivos porque sabes que me encanta como escribes y admiro lo mucho que escuchas las opiniones de quienes lo valen y cómo has mejorado en tus publicaciones.

    Saludos y a seguir leyendo!

    Zuly

    ResponderEliminar

Nos encantaría que te tomaras tiempo en dejar tu comentario y/o critica constructiva; siempre con respeto y educación.
Nos gusta mejorar y la mejor manera es con ustedes.
Todo comentario ofensivo, mal educado y/o de mal gusto será eliminado.
Si eres anónimo, agradeceríamos dejaras tu nombre al pie de tu comentario.
GRACIAS POR TU TIEMPO

Próximas reseñas reseñas de Jud

  • Cincuenta sombras de Grey
  • El violín negro
  • No te escondo nada
  • Romance Inmortal
  • Exlibris
  • La hija de los sueños
  • Dolores, Lolita Lola
  • Serie Sintonias
  • Pídeme lo que quieras
  • Femenino Singular
  • Un amor inesperado

Próximas reseñas de Sol

  • Ana vestida de sangre
  • Amante oscuro

Próximas reseñas de Alma

  • Amarte-Iván Hernández
  • Grandes Secretos desvelados-Arman Lourenço Trindade
  • Clara- Iván Hernández
  • La habitación de las lágrimas-Alexander Copperwhite
  • La noche del pescador-Alexander Copperwhite
  • Poemas para componer una vida-Frank Spoiler